Este domingo se termina Game of Thrones. Una historia que nos hizo pensar mucho. Y que ha sido una de las mayores influencias para la moda internacional de los últimos ocho años. ¡¿OCHO AÑOS?!

De las misma forma que los personajes centrales se han convertido en nuestros amigos y enemigos. Nuestros guardarropas también han absorbido su influencia.

Desde su lanzamiento en 2011, la producción ha llevado para las pasarelas y tiendas de todo el mundo: capas monárquicas bordadas en oro, dragones esculpidos en tejido. Metales preciosos, hombros tachonados, pieles y una paleta de colores sombría, del rojo-sangre hasta los tonos más terrosos.

Nombres como Helmut Lang, Dolce & Gabbana, Alexander McQueen, Paco Rabanne y Valentino ya lanzaron colecciones inspiradas directamente por GOT o en el período medieval.

El mundo fashion se ha convertido en una gran Westeros

Si bien las capas y coronas no se han convertido en parte de nuestro vestuario diario, la cota de malla lista para la guerra de Paco Rabanne, sin duda, nos ha impactado.

Del mismo modo, Chloé, Valentino y Alexander McQueen han revivido la sandalia de gladiadores en los últimos años – el accesorio perfecto para Coachella o una batalla de dragones, cierto?

Hasta la francesa Hermès, que no suele ceder a la cultura pop en sus colecciones, clavó en la última colección masculina, un dragón estilizado en las lapelas de los trajes y en las bolsas con aplicaciones de terciopelo.

El fin de una era

Ahora nos queda solamente celebrar el final de este capítulo histórico en la televisión y de nuestras vidas. ¡Gracias GOT!

¡Comparte este post en tus redes sociales, Shopper!

Cuéntanos, Shopper. ¿Este post fue útil para ti?

Ver más categorías